Secretos de una Curtiembre

Home / Cuero / Secretos de una Curtiembre

Secretos de una Curtiembre

 

LA TRANSFORMACIÓN DE MATERIAS, Primas que realizan gran cantidad de empresas nacionales se ha convertido en el centro de atracción de los consumidores potenciales. Hoy en día para comprar algún artículo, bien sea unos zapatos, una cartera o una chaqueta, no sólo se estudia su presentación inicial sino también de dónde vino y cuáles fueron sus manos creadoras.
Según los expertos la industria del cuero es una de las más llamativas porque los procesos que se llevan a cabo para lograr un producto final de óptima calidad son, en realidad, atractivos e interesantes. “La gente no puede creer que un cuero de animal en su estado natural se pueda convertir en un cuero elegante y sofisticado. Muchos se asombran al ver que después de todo el proceso, una garra quedó transformada en un cuero perfecto para la confección o para la talabartería”, aseguró Harold Bracht, gerente de Delta Leather Ltda.

Lo cierto es que el proceso de transformación que realiza una curtiembre es, en términos generales, una labor que lleva tiempo, necesita mucha dedicación y requiere la experiencia del equipo de trabajo. Según Bracht en una curtiembre se realizan siete pasos fundamentales para transformar la piel de un animal en un cuero de alta calidad. El primer paso se realiza en el departamento de pelambre. Allí, varios operarios se encargan de limpiar la piel y quitarle el pelo, para luego descarnarla y dividirla. Para ello utilizan soluciones de cal y sulfuro. En el descarne, la piel se limpia al revés para lograr, paso a paso, una mayor pureza. Luego en la división se obtienen el cuero y la carnaza. “Algunas veces la carnaza se curte para trabajos de talabartería, pero la mayoría de las veces se vende a la industria que produce juguetes para perros o a la que produce gelatinas”, aseguró Bracht.
Después de tener completamente limpia la piel, ésta se lleva al proceso de curtición. Este trabajo se realiza en fulones de madera, con ácidos y sales de cromo. Primero, la piel se lava en una solución de cal, sulfuro y proteínas. Luego pasa al pickel, es decir, a una solución de sal y ácido, para terminar en la curtición, propiamente dicha, que se realiza con una solución de sales de cromo. En este punto la piel cambia su nombre por el de cuero porque ya tiene la textura y un color azuloso gracias a los procesos mecánicos y químicos que se realizaron anteriormente.

El trabajo continúa en el proceso de escurrida y rebajada. “En la escurrida se busca sacar la humedad del cuero. Y luego, en la rebajada, se mide el calibre que tiene la pieza, es decir, su grosor, aseguró un operario de Delta Leather.
Terminados los dos procesos anteriores, el cuero se lleva a los fulones de madera para que las soluciones con anilinas, grasas, recurtimientos y auxiliares realicen la tarea de teñir y engrasar el cuero.

El proceso sigue su camino, pero esta vez en el departamento de secado. Allí los operarios se encargan de distribuir los cueros a lo largo del espacio, colgándolos en forma continua en cilindros de metal. El proceso de curtición toma su tiempo, pues nadie puede determinar cuánto durará el secado de un cuero. Esto lo determina el clima y la temperatura ambiente, entre otros factores.
Cuando el cuero se encuentra totalmente seco los operarios lo envían al departamento de acondicionado, suavizado y templado para imprimirle suavidad y textura.
El último toque de gracia en el proceso se lleva a cabo en el departamento de acabados donde se prensa y pinta el cuero para darle una imagen elegante y sofisticada a las piezas.

Finalmente se lleva al departamento de medición, clasificación y empaque. “En realidad en esta sección sencillamente se mide el cuero, se clasifica de acuerdo con la textura, el calibre y el color, y luego se empaca para que los encargados lo distribuyan en el mercado” aseguró el jefe de planta de Delta Leather.
Así termina el proceso de curtición de una piel. Pero contrario a lo que muchos piensan este es un trabajo largo y dispendioso porque, por un lado, tiene diferentes procesos, y por otro, porque cada piel toma aproximadamente 28 días en convertirse en cuero.

En palabras más simples, la industria del cuero es una gran empresa que, día tras día, ofrece cueros de óptima calidad reconocidos tanto a nivel nacional como internacional.
Una industria que se mide en términos de calidad, proyección y producción, para que miles de manufactureros puedan dar vida a los diferentes productos que desfilan en el mercado.

Recent Posts

Deje un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Contáctenos

Utilice este contáctenos para escribirnos tus dudas, muy pronto un técnico se comunicará ustedes.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search